jueves, 18 de julio de 2013

El arte de hacer pipí

Cuando Dios creó a
Adán y Eva, les dijo:
sólo me quedan dos regalos: 


Uno es el arte de hacer pipí de pie...


Y entonces Adán se adelantó y gritó: ¡¡Yo!!!, ¡¡¡Yo!!!,¡¡¡Yo!!!, 


Yo lo quiero, por favor...Señoooor, ¡¡porfaaa, porfaaa!!!


Mire que me facilitaría la vida sustancialmente. 


Eva asintió, y dijo que esas cosas no tenía importancia para ella. 


Entonces Dios le dio a Adán el regalo y éste empezó a gritar de alegría.


Corría por el jardín del Edén y hacía pipí en todos los árboles y arbustos, corrió por la playa haciendo dibujos con su pipí en la arena...


En fin, no paró de lucirse. 


Dios y Eva contemplaban al hombre loco de felicidad y Eva preguntó, 


Dios: ¿Cuál es el otro regalo?'

Dios contestó: Cerebro Eva, cerebro... y es para ti...!!!