viernes, 18 de abril de 2014

Nunca, en ninguna circunstancia



Nunca, en ninguna circunstancia, he olvidado que en la verdad de mi alma no soy nadie más que ni seré nadie más que uno de los dieciséis hijos del telegrafista de Aracataca. 

Gabriel García Márquez
El olor de la guayaba”