domingo, 13 de octubre de 2013

Tropezar no es malo



Tropezar no es malo, encariñarse con la piedra sí.