martes, 1 de octubre de 2013

Oxigeno



¿Oxigeno? 

No, yo no pienso ser tu oxígeno.
Yo anhelo quitártelo, robarte respiros, arrancarte suspiros romperle el ritmo a tú respiración, entrecortarla, acelerarla y durante mucho instantes detenerla…

Yo no pienso darte vida, yo quiero acompañarte a comprobar que estas viva…