martes, 15 de octubre de 2013

Las manos que ayudan son más nobles



“Las manos que ayudan son más nobles que los labios que rezan” 

Robert Ingersoll