martes, 8 de octubre de 2013

Cuando



Cuando el camino se hace cuesta arriba, 
NO LO DEJES.
Cuando las cosas andan mal – como a veces sucede – 
NO ABANDONES.
Cuando no consigas resultados, y se sume los problemas, 
NO TE RINDAS.
Cuando quieras sonreír y solo puedes suspirar, 
NO TE CAIGAS.
Cuando la suerte te sea adversa, y no encuentres fuerzas para seguir, 
NO RENUNCIES.
Cuando no encuentres compañeros de lucha. 
NO TE APURES.