lunes, 2 de septiembre de 2013

Si nos amamos los unos a los otros

Si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud. Quien permanece en el amor, permanece en Dios, y Dios en él.

1 Juan 4:12, 16