jueves, 5 de septiembre de 2013

Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne

Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. El ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz, por cuanto los designios de la carne son enemistad

Rom 8:5-8