martes, 3 de septiembre de 2013

En la vida no hay premios ni castigos

En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias.

Robert Green Ingersoll