jueves, 1 de agosto de 2013

Querido Dios



Querido Dios, quiero aprovechar un minuto, no para pedir nada de ti, pero simplemente para decirte “Gracias por todo lo que tengo!”.