domingo, 4 de agosto de 2013

En cuestión de gustos

En cuestión de gustos, solo tú eres, y debes ser, el único juez que te complazca.