sábado, 10 de agosto de 2013

Bienaventurado el hombre

Bienaventurado el hombre que tiene su fortaleza en ti; En cuyo corazón están tus caminos.

Salmos 84:5