miércoles, 14 de agosto de 2013

Así dice el Señor

Así dice el Señor: «¡Maldito el hombre que confía en el hombre! ¡Maldito el que se apoya en su propia fuerza y aparta su corazón del Señor!

Jeremías 17:5